Publicado el

La fuente del ángel caído

el angel caido fuente del retiro de la capital

Esas personas que al pasear suelen levantar la cabeza para mirar luces en balcones o a las estrellas, seguramente han oído sobre una escultura que para muchos se encuentra rodeada de leyenda y misterios y esta es la fuente del ángel caído, la única estatua de diablo que esta erguida en la capital de Madrid.

La fuente del Angel caído se encuentra en Madrid

Sea reclamo turístico o realidad, la verdad es que la fuente situada en los Jardines del Buen Retiro, resulta ser una verdadera obra frente a la cual es preciso detenerse para escuchar todo aquello que tiene para contar.base de la fuente de madrid el angel caido

Desde el inicio del mundo, las personas han representado de múltiples y diversas maneras al diablo; comenzando por la serpiente que tentó a Eva, pasando por ese ser velludo que posee patas de cabra y la imagen de un ser con cuernos, un largo rabo y un tridente, etc., no obstante, el período renacentista brindó una nueva imagen, que consiste en la de un joven que posee un enorme atractivo, la cual se encarga de recordar que al fin y al cabo, el diablo se trata de un ángel caído en desgracia.

En la fuente más popular que se puede encontrar en los Jardines del Buen Retiro, se ve a Luzbel, el ángel más inteligente, hermoso y rebelde, exactamente al momento en que es expulsado para siempre del Paraíso. Ricardo Bellver, su creador, llevo a cabo en el 1877 una pieza de yeso que superaba los 2 metros y medio de altura, la cual se convirtió en su obra escultórica más celebrada, además del prototipo de la escultura que actualmente se conoce.

Una fuente se encuentra dentro de la cultura española

En 1878, Bellver ganó la Medalla de Primera Clase en la Exposición Nacional de Bellas Artes de Madrid debido a esta obra y después por 4.500 pesetas, el estado se la compró.

Después formó parte de la Exposición Universal de París en el año 1878, donde se elaboró la versión en bronce que actualmente se encuentra en Madrid.

Después de París, la obra pasó a formar parte de la colección del Museo Nacional y en el 1879, el director de dicho museo sugirió que ésta fuese expuesta al aire libre. Fue a partir de ese momento, que el Ayuntamiento la situó en El Retiro y optó por erigir un pedestal con el fin de acercarla un poco más hacia el cielo.

Una escultura dedicada al diablo

Francisco Jareño y Alarcón fue quien se encargó de realizar el pedestal, el cual fue creado en bronce, granito y piedra para continuar con la temática demoniaca que poseía la escultura principal. Todo el conjunto se inauguró de forma definitiva en el año 1885, haciendo caso omiso a las protestas realizadas por una sociedad madrileña que se encontraba escandalizada, debido a la idea de erigir un monumento para el diablo.

Aunque la fuente del ángel caído pertenece a la cultura española, no se trata realmente de la única escultura en el mundo que está dedicada al diablo, ya que existen algunas en Cuba, Ecuador y Turín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *