Publicado el

Una mirada divertida a los masajes eróticos Barcelona

masajes eroticos barcelona

Una sesión de masajes eróticos Barcelona http://sakuramasajes.com/ es lo mejor que puedes hacer en tu vida porque te salvará de algún momento embarazoso en el futuro. Anímate a realizar una sesión de masaje erótico en Barcelona para que siempre sepas qué hacer y qué no, cuando tú seas quien da el masaje.

Si realizas masajes eróticos Barcelona puede suceder…

Estás por fin solo con esa pelirroja que te ha invitado a su casa, ya pasaste un buen tiempo hablando (se te agotan los temas de conversación) y ya comienzas a tartamudear. Parece que esa anhelada noche de sexo no llegará, pero la pelirroja que es más despierta que tú te suelta: “he estado algo estresada, ¡cómo me encantaría un masaje!

Ni corto ni perezoso te lanzas al ruedo con una mentira blanca: “soy un experto masajista, mi familia es mitad china y mitad india”. Pero te maldices a ti mismo porque si hubieras tenido alguna sesión con una profesional de masajes eróticos no hubieras tenido que improvisar.

No tienes ni la más remota idea de cómo comenzar, solo aciertas a decir que se ponga boca abajo, como una muerta y como no vas a masajear la ropa le dices que se quite la blusa. Ahora te das cuenta que tus mano son un par de lijas y hasta tus uñas son unas garras de águila (en una sesión de masaje erótico hubieras aprendido que el aceite es lo primero… y cortarse las uñas claro está).

El reto de realizar un buen masaje erótico

Ahora el reto es crear el ambiente propicio y ya en alguna película has visto que hay que poner música y colocar algo aromático… y has elegido un rock pesado, matar y quemar gasolina.

masajes barcelonaAhora es cuando piensa porque no te animaste a esa sesión de masajes eróticos en Barcelona como te habíamos advertido.

La situación va de mal en peor porque ahora te dio por ser un narrador deportivo y describes con voz muy gruesa lo que vas haciendo, es decir estás matando el ambiente al pensar que eres la reencarnación de un maestro del tantra… uno de los peores momentos de la noche es cuando gritas: “penalti”, pero ella como buena árbitro te dice que vas en posición adelantada.

Para completar, ahora sueltas de manera  poco convincente: “hace calor, creo que llevas mucha ropa”, y ha empezado a nevar afuera. No has sabido crear el ambiente mágico y todo por no haber hecho caso cuando te dijimos que buscaras aprender masaje eróticos con alguien que sepa y no quedar como un maestro pizzero o panadero.

Disfruta de un buen masaje erótico en Barcelona

Aunque ahora ha accedido a que le pases las manos, la muy pobre criatura siente que le pasan dos tractores porque la estás golpeando con la palma de tus manos y ya se empieza a quejar: “tan brusco, no”.

Para culminar el desastre, le has tocado la espina dorsal y la chica ha pegado un alarido porque casi la dejas como Stephen Hawkins y ya cuando terminas el masaje, ella se levanta, te da las gracias y se va, así que ni te molestes en llamar porque ella lo hará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *