Actualidad

Por qué el Café Italiano es el mejor café

Aproximadamente durante el siglo XVI, desde el momento en que los primeros granos de café llegaron hasta Venecia, Italia desarrollo toda una cultura en torno al café, la cual es un claro reflejo de la pasión con la que los italianos suelen vivir su bebida preferida.

Y es que Italia destaca por ser la cuna del espresso, el único que los expertos suelen considerar como el mejor café a nivel global. Pero, ¿por qué el café italiano es el mejor café? Si quieres descubrirlo solo tienes que seguir leyendo.

Historia sobre el café italiano

Los primeros granos de café que llegaron a Venecia lo hicieron durante el siglo XVI, y después de eso, este país trasandino comenzó a desarrollar una cultura alrededor de la variedad de bebidas que es posible preparar a través de dichos granos.

Por lo que no es de extrañar que los italianos suelen expresar con gran pasión que esta se trata de su bebida preferida; además, Italia es conocida como la cuna del espresso, uno de los mejores cafés a nivel mundial, de acuerdo con los expertos.

Actualmente, tanto la cultura como la tradición que existe en torno al café italiano se encuentran más fuerte que en cualquier otro momento, razón por la cual su presencia suele ser indispensable dentro de cada una de las cocinas y cafeterías.

Cabe mencionar también que el desarrollo de las cafeteras café en grano superautomáticas logró revolucionar el modo tanto de preparar como de tomar el café alrededor de Italia, haciendo que cada local grande o pequeño, se preocupe por cuidar completamente la elaboración de esta bebida tan popular.

Por lo que no sorprende que los italianos cuenten con su cafetería o bar de confianza, en el que suelen mimar cuidadosamente cada uno de los pasos de preparación, con el fin de proporcionar siempre el mejor espresso y/o cappuccino.

En Italia suele ser habitual salir varias veces a lo largo del día a disfrutar de una taza como parte de un proceso que ha llegado a convertirse en todo un ritual donde el café suele pedirse a pie de barra, se paga antes de recibirlo, y suele beberse un poco agua antes de disfrutarlo con el fin de limpiar el paladar.

Además, cabe mencionar que las preparaciones que incluyen leche suelen estar especialmente reservadas para el desayuno, por lo que durante toda la jornada las personas apuestan por “il vero espresso” que cuenta con cuerpo, temperatura, y cremosidad ideal.

Los principales cafés italianos

Ahora bien, aunque entre los más conocidos se encuentra el espresso, lo cierto es que Italia cuenta con diferentes variedades de cafés, entre las cuales destacan las mencionadas a continuación:

Espresso

Se trata de una taza pequeña de café bastante fuerte que ha llegado a posicionarse como la variedad típica de Italia.

Caffé doppio

Consiste en dos expresos servidos en una taza, por lo que también se le conoce como expreso doble.

Caffé ristretto

Es un café corto, igualmente conocido por ser un café condensado, es decir, con menos de 20ml.

Macchiato

El café manchado, como también se le conoce, es un expreso que incluye varias gotas de leche.

Caffé Americano

Se caracteriza por ser más débil y por servirse en una taza grande. Consiste en un expreso al cual se le agrega una mayor cantidad de agua caliente.

Caffé Lungo

Se trata de un café largo, el cual usa más agua junto a la misma cantidad de café molido, por lo que resulta menos fuerte.

Capuchino

Incluye 1/3 de leche caliente y 1/3 de espuma de leche. De manera opcional puede servirse acompañado de chocolate o polvo de cacao.

Razones por las cuales el café italiano se considera como el mejor café

A pesar de que últimamente varias preparaciones creativas con café han logrado ponerse de moda, lo cierto es que Italia se mantiene fiel a su cultura cafetera.

Y es que para los italianos esta bebida ha llegado a convertirse en parte básica de su estilo de vida, adoptando esa pasión en el seno familiar y manteniendo el legado tras cada generación, siendo fieles a la tradición, y sin dejarse llevar por las tendencias del momento.

Los italianos fueron capaces de entender la naturaleza en torno a los granos de café, llegando a desarrollar la técnica más acertada para conseguir extraer todo su potencial, y elaborar la taza de café perfecta.

En este sentido, comenzando con la primitiva cafetera moka hasta llegar a las primeras máquinas espresso a vapor, lo cierto es que la tecnología italiana se ha mantenido a la vanguardia del diseño, con el fin de proporcionar su inconfundible café en todo momento.

Para esto, han desarrollado también una fórmula perfectamente equilibrada para conseguir el mejor espresso italiano, la cual incluye la mayor calidad de granos, el tostado y el molido ideal, la cantidad adecuada de presión barométrica en la máquina, el agua y la temperatura.

Todo esto ha hecho que para numerosas personas, el poder disfrutar de un café italiano, sin importar si se trata de un espresso, un macchiato o un cappuccino, se convierta en todo una rutina diaria irrenunciable, la cual caracteriza determinados momentos a lo largo del día.

Y es que no solo ofrece la energía necesaria al despertar para poder comenzar el día, sino que también se presenta como la perfecta conclusión para el almuerzo y al llegar la tarde, supone una excusa perfecta para compartir junto a amigos y compañeros.