Publicado el

Cómo montar muebles del Ikea sin morir en el intento

Cómo montar muebles del Ikea sin morir en el intento

Comprar muebles para montar es una idea triunfadora, siendo está la base del éxito de la multinacional sueca de muebles para interiores Ikea.

Consejos para montar los muebles de Ikea

De hecho, comprar un mueble ya montado cuesta mucho más que comprar uno para montar. Una visita a las tiendas de Ikea siempre implica la compra de algo, dadas las numerosas ideas y propuestas.

Consejos para montar los muebles de Ikea

Y es que desde pequeños contenedores hasta muebles grandes como cocinas y armarios, en Ikea puedes encontrar cualquier solución para tus necesidades de vivienda y solo con un mínimo de familiaridad y claro está, con destornilladores y clavos.

Numerosas piezas

A menudo las piezas son numerosas porque Ikea hace todo lo posible para que las cajas que las contienen sean lo más pequeñas y voluminosas posible.

Cuanto menos volumen ocupan menos espacio requieren para el transporte y por supuesto para el almacenamiento, con beneficios económicos para una empresa que traslada cientos de miles de paquetes todos los días a sus tiendas de todo el mundo.

Por este motivo y ya durante el diseño de una nueva pieza de mobiliario para comercializar, hay técnicos y expertos en embalaje que les asesoran, con el objetivo de reducir el volumen de las cajas, sin complicar demasiado la vida de quienes deben juntar las piezas.

Siguiendo las instrucciones

Cuando el borrador de las instrucciones está listo, los diseñadores lo revisan desde el principio para asegurarse de que todo está en orden, sobre todo si es posible eliminar algún párrafo o algún elemento para hacer que la construcción sea más intuitiva.

Un último truco es la adición del famoso hombrecito que al principio de las instrucciones y entre otras cosas, recomienda colocar un trapo debajo de los muebles para evitar daños durante el montaje o llamar a la asistencia de IKEA si te encuentras en un punto que no sabes cómo seguir.

El diseño de ese hombrecito tan estilizado no es casual. Es amigable y parece identificarse con aquellos que se encontraron frente a innumerables piezas, confiando en que todo va a salir bien, para convertirlas en un mueble similar al que está montado en la tienda.

Para montar los muebles de Ikea no es necesario tener conocimientos de carpintería, solo sigue las instrucciones proporcionadas por la compañía en todas las cajas que contiene los muebles, así como todas las herramientas que hay para realizar ese trabajo, tales como llaves Allen y todos los elementos de construcción como clavos, pernos y tornillos.

Las instrucciones de montaje están ilustradas y no hay ninguna explicación en sueco, ni en inglés ni en español, para ser entendidas universalmente.

Simplemente las debes mirar cuidadosamente y tratando de entender la lógica y los pasos a realizar manteniendo siempre las instrucciones a la mano.

Es muy importante que nunca te saltes ninguno de los pasos que se muestran en las instrucciones para no arriesgarse a montar los muebles de manera errónea, para después tener en tu casa  un mobiliario inestable.

Allan Dickner, quien es ejecutivo de Ikea, admite que las instrucciones de montaje de muebles no tienen una gran reputación.

Dickner señalo que el resultado final y después de haber seguido al pie de la letra todas instrucciones e imágenes al pie de la letra, representa lo que los diseñadores de IKEA han logrado mejorar después de las pruebas y ensayos para hacer que todo sea lo más simple y comprensibles posible, de manera compatible con la complejidad del mueble a montar.

Para montar un mueble de Ikea correctamente es muy importante elegir una superficie de trabajo adecuada, que bien puede ser una mesa o el suelo y depende del tamaño del objeto que se va a montar.

Para llevar a cabo un trabajo ordenado una buena organización también es indispensable,  por lo tanto el equipo debe colocarse en un lado y la hoja de instrucciones en el otro.

Es bueno tener a mano todas las herramientas que necesitarás usar, desde el taladro eléctrico hasta el martillo y desde el destornillador hasta la caja de herramientas. Antes de continuar verifica que estén todos los clavos y tornillos dentro del paquete, comparándolos con lo que está escrito en el manual de instrucciones.

Una vez que se haya llevado a cabo cada fase del proceso de montaje, se debe realizar una prueba de uso del objeto para verificar si es necesario realizar algunos ajustes, como apretar mejor los tornillos o eliminar las protuberancias de los clavos.

Si hubiera algún problema, defecto o daño, los muebles deben devolverse a la tienda y la compañía revisará y eventualmente reparará o reemplazará los muebles, todo de forma gratuita, ya que todos los artículos comprados a Ikea están cubiertos por una garantía de buen funcionamiento.

Sigue estas recomendaciones con la toda la paciencia necesaria y estamos seguros que la próxima vez que intentes ensamblar tu mueble Ikea no morirás en el intento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *